close
close

Estrategia de Comunicación Educativa: qué es y cuáles son sus beneficios

PUBLICADO, 25 de noviembre de 2020

Estrategia de Comunicación Educativa: qué es y cuáles son sus beneficios

Marco Jaramillo, miembro del equipo Academia E+, profundiza acerca de este tipo de enfoque y cómo fue implementado para potenciar el programa Escuela Plus.

¿Qué es una estrategia de comunicación educativa?

Es una estrategia cuyo propósito es lograr aprendizajes y contribuir al desarrollo de capacidades en una población, audiencia o grupo de usuarios a través del uso de diversos medios y procedimientos de comunicación. Puede tomar la forma de un plan de comunicaciones, de una propuesta didáctica de aula, de una iniciativa comunitaria o un proyecto educomunicativo.

Esta propuesta está basada en el acervo de conocimientos teóricos y prácticos del campo de la comunicación y educación, de larga tradición en nuestro continente latinoamericano, y sobre el cual existen algunas coordenadas más que definición unívoca. Es una mirada que propone un diálogo entre la teoría y la práctica de los medios de comunicación y el ámbito educativo, comprendido en un sentido amplio que incluye, pero también trasciende, el espacio del aula formal. De esta forma, comprendemos que los procesos de aprendizajes están vinculados a nuestras formas de comunicarnos e interactuar.

¿Cómo funciona a nivel metodológico?

El primer paso es distinguir un desafío educativo en un grupo humano. Es altamente deseable lograr un protagonismo importante de la audiencia, público o usuarios a los que nos vamos a dirigir. La lógica participativa y horizontal resulta clave para lograr una apropiación desde el principio de la estrategia. Otra manera es hacer un levantamiento previo de datos, con métodos cualitativos y cuantitativos, para perfilar con evidencia empírica el asunto que vamos a resolver.

Al contar con esa información, podemos formular un problema educativo que podría ser resuelto a través de la adquisición de ciertas capacidades o habilidades por parte de la audiencia, usuario o público objetivo. Es deseable que la solución de comunicación y educación se construya junto a la comunidad. Así mismo, debe considerar los recursos humanos, financieros y materiales disponibles para desarrollar el proyecto. 

Un ejemplo de estrategia de comunicación educativa es el plan de comunicación educativa que comenzamos a implementar en Escuela Plus. El objetivo es lograr que los docentes utilicen con más frecuencia recursos audiovisuales y materiales complementarios. Para ello hemos ideado tres líneas de trabajo: formación docente, seguimiento remoto y la disposición de un entorno virtual de aprendizaje. Aprovecharemos todos nuestros puntos de contactos con los docentes -tales como redes sociales, reuniones virtuales, correo electrónico, telefonía y WhatsApp- para facilitar la creación de comunidades de docentes motivados por el uso de recursos audiovisuales en el proceso educativo y la distribución de contenidos de alta calidad, localizados a sus contextos de trabajo nacionales. Entendemos el proceso de acompañamiento y formación continua más allá de las instancias de taller, sino como algo distribuido que se ajusta a los tiempos reales que nuestros usuarios tienen para conocer o reflexionar sobre alguna temática. 

Así junto con seguir realizando talleres de formación virtual -y presencial cuando las condiciones sanitarias lo permitan- tendremos cápsulas de autoformación en YouTube disponibles para ser compartidas a través de todos los medios. Hemos planificado una estrategia en redes sociales cuyas publicaciones trascienden lo informativo y se enfocan en incitar a la audiencia a la reflexión, en compartir orientaciones pedagógicas y generar condiciones para el surgimiento de una comunidad. Finalmente un seguimiento intensivo a través de llamadas telefónicas y whatsapp nos mantendrá conectados con nuestros profesores, sus necesidades, aspiraciones y requerimientos. 

¿Cómo se evalúa el impacto de la Estrategia de Comunicación Educativa?

La evaluación del proyecto es a través de indicadores de aprendizaje, ya que son conductas o discursos observables en ellos. Como línea base, tenemos un proceso de investigación con un diseño mixto cuantitativo (encuesta) y cualitativo (entrevistas en profundidad). A mediados del año 2021 realizaremos el proceso evaluativo para medir su éxito, mejorar los elementos que sean necesarios y potenciar aquello que esté dando resultados.

¿Qué opinas de la Estrategia de Comunicación Educativa?

Me parece que es una estrategia que se ajusta a varios de los desafíos que tenemos en Escuela Plus. Por una parte, a la transformación digital. Aprovechar las características que tienen los soportes y la comunicación a través de Internet para potenciar nuestra oferta de formación continua a los docentes. En segundo lugar, se ajusta a la economía del tiempo que muchos de los docentes del continente tienen. Por su enorme cantidad de actividades y exigencias a las que deben atender, el tiempo para su autoformación está distribuido en pequeños momentos durante el día. Nuestra apuesta es ofrecer recursos de autoformación que sean leídos y reflexionados en esos momentos. Finalmente aprovecha todos nuestros puntos de contacto para entender que el acompañamiento del programa va más allá de los talleres de capacitación. Es posible contribuir al desarrollo de objetivos de aprendizaje y a la adquisición de capacidades a través de distintos medios de comunicación, poniendo énfasis en la estrategia, para así ofrecer un ecosistema formativo más que una instancia acotada en el tiempo.